Miedo al acoso

VIDA SÓLO HAY UNA

Hace un par de meses me tocó ver cómo un muchacho joven de unos 25 años empezó a tocar a una muchacha en el metro. Al principio no estaba segura, pues había mucha gente y el muchacho era uno más de los que estaba muy pegado a ella, sin embargo cuando el vagón se desocupó pude ver cómo le metía la mano debajo de la falda tratando de cubrirse el brazo con una bufanda que traía puesta. Cuando me di cuenta, me acerqué a él y lo confronté, la muchacha estaba paralizada de miedo y no podía ni siquiera hablar. El muchacho sólo alcanzó a responderme: “es ella la que se viene recargando en mi mano”… Me dio un coraje infinito y le contesté que no estaba bien lo que estaba haciendo.

A la siguiente estación me bajé con la chica pero no había ningún policía cerca y tuvimos que…

View original post 726 more words

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s